SERVICIOS DE ENFERMERÍA A DOMICILIO

Horario : 24/7
  Contactenos : 0212-4186212 | 0212-4186216 | 0412-9859966

Atención humanizada hacia el paciente psiquiátrico

El presente artículo reflexiona acerca de los factores que vienen deshumanizando el cuidado de Enfermería hacia el Paciente con Enfermedad Psiquiátrica y su familia. Invita al profesional en Enfermería a construir hábitos de cuidado humanizados con miras a la creación de una cultura de aceptación que le permita al paciente recibir un manejo seguro, cálido y centrado en las necesidades individuales. Además de integrarse de una manera más favorable a la sociedad en general y al sistema de salud.

La Organización Mundial de la Salud, estima en su informe sobre la salud en el mundo, que alrededor de un 25 % de la población mundial podría padecer algún trastorno mental a lo largo de su vida. Así mismo, pronostica que los trastornos mentales serán la causa principal de años perdidos por discapacidad por encima de las enfermedades cardiovasculares.

La enfermedad mental altera la conciencia, el ánimo, la conducta, el pensamiento, el lenguaje o la percepción. Según las características de la enfermedad, la edad de inicio, su evolución, pronóstico y red de apoyo familiar y social pueden reducirse las posibilidades de un empleo estable, la independencia en las actividades de la vida diaria, el autocuidado y la creación y desarrollo de un proyecto de vida.

La sobrecarga de trabajo, la modernización de la salud, la hegemonía del modelo biomédico y la violencia verbaly no verbal hacia el cuidador, los cuales disminuyen de un lado el contacto enfermero-paciente y del otro, aumentan las acciones coercitivas, tales como, la inmovilización, la sedación y el aislamiento que, en suma, generan más violencia y temor para ambos.

La violencia hacia el profesional, llámese agresión física, amenaza o abuso verbal aleja al enfermero del Paciente con Enfermedad Psiquiátrica por el temor que le genera resultar agredido. Existen registros poco precisos de accidentes laborales relacionados con pacientes con enfermedad psiquiátrica que generan lesiones físicas y psíquicas e incluso muertes en el personal de enfermería alrededor del mundo, dicha información es poco confiable ya que si la persona es víctima de un trauma leve generalmente el accidente no es notificado lo que incrementa cada vez más el subregistro.

La sobrecarga de trabajo por su parte; pareciera volver invisible el sufrimiento del individuo. ¿acaso el agotamiento va deshumanizando al profesional? Muchas veces no hay un tiempo prudente de descanso entre un turno y otro. La persona no alcanza a recuperarse totalmente y empieza una nueva jornada laboral con el mismo cansancio pero no con la misma disposición y actitud de servicio.

El cuidado del Paciente con Enfermedad Psiquiátrica requiere entonces profesionales libres de estigmas y barreras; benévolos, justos y respetuosos. Con actitud de servicio y comprometidos con el paciente y su familia. Profesionales que busquen espacios adecuados para tener contacto con el paciente, comprometidos a invertir aunque sea un espacio muy corto para saludarlo, conocerlo, en lo posible valorar su conducta, la evolución o deterioro de su cuadro, observar su apariencia general, postura, mirada y gestos, al escucharlo podrá detallar rápidamente su lenguaje, orientación y criterio personal sobre su estadía en la institución, valorar ideación delirante y alucinaciones, gestos, ideas e intentos suicidas y trastornos del sueño.

Conclusiones

El cambio que requiere el cuidado de Enfermería hacia el paciente que sufre una Paciente con Enfermedad Psiquiátrica inicia en cada individuo, realizando una revisión de los hábitos deshumanizantes propios, trabajando desde los principios éticos y liderando en su equipo de trabajo la creación de una cultura de aceptación del paciente. Es el momento de retomar la importancia de lo subjetivo en la relación enfermero-paciente. Armonizando la tecnología con la ética, los protocolos de atención con la singularidad del paciente, hora de ser más sensibles e integrales.

La atención humanizada, centrada en el paciente y no en las organizaciones, exige una comunicación clara y bidireccional con el paciente y su familia.

Todo el personal de Enfermería independiente del servicio en el cual se desempeñe debe estar capacitado para cuidar a un Paciente con Enfermedad Psiquiátrica, teniendo en cuenta la alta incidencia y prevalencia de la enfermedad, el sujeto que la padece puede estar en cualquier lugar.

Aunque la contención mecánica y el uso de medicamentos actúan de forma más rápida pueden llegar a generar más violencia una vez se suelten las sujeciones o pase el efecto del medicamento, por lo que deben ser usadas solo en casos específicos.

Es necesario que el personal de Enfermería se informe sobre los diferentes trastornos psiquiátricos y sintomatología con el fin de disminuir el estigma que los rodea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Porque para nosotros ¡Servirle es un privilegio!


Visita nuestras redes sociales